El desarrollo del Cloud Computing está basado en las tecnologías de virtualización que empezaron a implementarse en algunas empresas para optimizar sus propios recursos computacionales y posteriormente se extiende a otras empresas que actúan como proveedores de estos recursos.

La virtualización surge como una alternativa a las necesidades de super aprovisionamiento o sobredimensionamiento del equipamiento informático que implicaban elevados costes presupuestarios y alteraciones considerables en los servicios IT proporcionados mientras se implementaban. Costes elevados de consumo energético, costes por depreciación del capital ya que en algunos casos se deprecian sin haberse utilizado y costes operativos por alquileres de espacios supletorios y de personal, caídas del servicio, etc.

La virtualización permite optimizar al máximo los recursos computacionales, por ejemplo una empresa con cinco servidores estaría utilizando al máximo  de su actividad un 20% de cada uno de ellos, con que uno estuviera trabajando al 100%  se ahorraría el coste de los cuatro restantes. Se reducen costes y se simplifican las tareas operativas y de mantenimiento y además aportan a la empresa la etiqueta “green IT”, fenómeno que dará mucho que hablar.

Mediante la tecnología de virtualización se consigue que múltiples sistemas físicos operen como un único sistema lógico y que un sistema físico único trabaje como si de sistemas lógicos independientes entre sí se tratara. De esta forma por ejemplo, se pueden evitar interrupciones en el servicio durante las tareas de mantenimiento o balanceados de cargas. Las posibilidades de virtualización son varias. Virtualización de servidor con reducción del número de ellos, el mantenimiento y consumo eléctrico y permitiendo asignación dinámica de recursos. Virtualización de escritorio, reduce costes de equipamiento y soporte y permite acceso desde cualquier ubicación y movilidad. Virtualización de aplicaciones, optimiza la gestión de software, licencias y actualizaciones, acceso multidispositivo y control de las aplicaciones. Virtualización de almacenamiento, simplifica tareas de administración y reducción de costes como en el caso de la virtualización de servidores.

En resumen, la virtualización proporciona ahorros de coste y beneficios operativos como el aumento de la eficiencia y la posibilidad de aprovechar nuevas oportunidades añadidas, que es en definitiva lo que está proporcionando el Cloud Computing.

Valore este artículo si lo desea
[Total: 0 Average: 0]