El cumplimiento de los objetivos marcados en la Agenda Digital para Europa sirve de referencia para que el gobierno español haya creado la Agenda Digital para España, que trata de constituir un marco en el que se favorezca  la creación de puestos de trabajo y crecimiento económico para el desarrollo de la economía y la sociedad digital mejorando la competitividad, productividad y modernización de la economía y sociedad españolas mediante el uso eficaz e intensivo de las TIC.

La Agenda Digital contiene una serie de actuaciones que permiten trasladar los beneficios que aportan las nuevas tecnologías a ciudadanos, empresas y Administración basándose en la consecución de seis grandes objetivos.

1. Fomentar el despliegue de redes y servicios para garantizar la conectividad digital mediante la implantación de redes ultrarrápidas y servicios de banda ancha de forma que en 2020, al menos el 50% de los hogares, dispongan de velocidades superiores a 100 Mbps y el 100% de más de 30 Mbps. Para ello se aprobará una nueva Ley General de Telecomunicaciones y la simplificación de la normativa que evite las trabas de las Administraciones actuales; igualmente se tomarán medidas para obtener la mayor eficiencia y optimización del espacio radioeléctrico.

2. Desarrollo de la economía digital para el crecimiento, competitividad e internacionalización de la empresa a través de medidas que incentiven, promocionen y potencien el uso intensivo de las TIC en las empresas, el comercio electrónico, la industria innovadora de contenidos digitales, la industria electrónica, la internacionalización de empresas con base tecnológica y la industria TIC en el desarrollo de proyectos tecnológicos para servicios públicos tales como salud, bienestar social, justicia y educación.

Se pretende que en 2015 el 40% de las Pymes utilicen factura electrónica, el 55% de microempresas posean su propia página web y el 25% utilicen soluciones como CRM.

Respecto al comercio electrónico y para evitar el desfase frente a la media europea se proponen medidas para fomentar su uso por parte de las Pymes y cumplir con el objetivo de que en 2015 el 33% de Pymes realice operaciones comerciales online y al menos el 50% de la población.

La industria de contenidos digitales se potenciará mediante planes de I+D+i  y colaboración público-privada, la simplificación de la legislación sobre la propiedad intelectual y fomento de la internacionalización para obtener un crecimiento del 20% hasta 2015.

Respecto al desarrollo de las industrias del futuro se potenciará el uso del Cloud Computing, ahorro energético mediante el uso de las TIC (Green TIC), ciudades inteligentes Smarts Cities y Big Data.

3. Mejorar la Administración electrónica para la prestación eficiente de los servicios públicos y conseguir que en 2015 más del 50% de la población utilice los servicios de e-Administración y más del 25% cumplimente los formularios online. Para ello se deben de proporcionar los servicios completos, de calidad y de fácil utilización mediante la adaptación de los servicios a las necesidades de los ciudadanos, procesos transparentes y reutilización de la información del sector público para generación de valor y conocimiento.

4. Confianza en el ámbito digital mediante servicios de confianza como certificación de la identidad de las partes intervinientes en las transacciones y de su contenido a través de servicios de identidad y firma electrónica y acciones de sensibilización, concienciación y formación y fomento de las mejores prácticas.

El objetivo en 2015 es conseguir que el grado de confianza elevada de Internet sea el 70% de los usuarios, el 85% de las empresas utilicen firma digital para sus comunicaciones y el 75% de las empresas tengan declaración de política de intimidad o certificación de seguridad en su web.

5. Impulsar la I+D+i en las TIC mediante el incremento de la eficiencia de la inversión pública, fomento de la inversión privada  y participación en proyectos internacionales.

6. Promover la inclusión y alfabetización digital y la formación de nuevos profesionales TIC de forma que en 2015 acceda a Internet el 75% de la población y el 60% de colectivos desfavorecidos y reducir por debajo del 15% la población que nunca la haya usado. Así mismo el objetivo es que el índice de penetración de banda ancha móvil sea de 75%.

Tal como aparece publicada en la página del Ministerio de Industria Energía y Turismo, donde se especifican los planes de actuación, da la impresión de constituir un motor de impulso considerable para el sector TIC. Desde luego, los objetivos son ambiciosos; habrá que estar atentos a su implementación y desarrollo pues parece establecer un escenario atractivo para la participación de empresas del sector.

Valore este artículo si lo desea
[Total: 0 Average: 0]