Gartner define el Big Data como activos de información caracterizados por su alto volumen, velocidad y variedad que demandan soluciones innovadoras y eficientes de procesado para la mejora del conocimiento y toma de decisiones en las organizaciones.

Ya no solo se dispone de datos estructurados con origen en las aplicaciones de negocio, los sistemas de información tienen que procesar también datos no estructurados y voluminosos provenientes de páginas webs, fuentes audiovisuales, documentales, redes sociales, multiplicidad de dispositivos, etc. Es tal la avalancha de datos disponibles y la velocidad de movimiento de los mismos que los sistemas tradicionales de gestión de bases de datos se ven claramente desbordados.

Por lo tanto Big Data demanda unos requerimientos de gestión y almacenamiento que suponen costes elevadísimos y difíciles de asumir. En este contexto el aliado natural es el Cloud que, por sus propias características, proporciona capacidades de procesamiento y almacenamiento casi ilimitado.

Se pueden mostrar ejemplos ya de aplicaciones de Big Data en diversos sectores como servicios de seguridad ciudadana, que mediante cartografía interactiva permite el seguimiento de la delincuencia y la emisión de alertas a la población en Oakland (USA).

En la investigación científica relacionada con el genoma humano, desarrollada por el Instituto Broad,  para la identificación de los procesos de comunicación  celular en el cáncer y otras enfermedades infecciosas.

En el sector sanitario Previsión Global Viral (GVF) está trabajando en la defensa contra las pandemias. Recopila datos que permiten analizar la transferencia de los virus a los humanos siguiendo las tendencias de las redes sociales para predecir y prevenir los brotes infecciosos. Entre los resultados obtenidos se encuentran la identificación de una quinta forma de la malaria y las causas de los fallos para contener a la gripe porcina.

Aplicaciones como Linkedin Skills que permite a un usuario encontrar personas, empresas y puestos de trabajo adecuados a sus habilidades, o InMaps que cartografía las conexiones profesionales de un usuario.

Un estudio de IDC España indica que el fenómeno Big Data es todavía incipiente en España. Las empresas pioneras corresponden al sector de la distribución seguidas por el sector financiero y en cuanto a tamaño, las más avanzadas son las grandes, más de 500 empleados. Se prevé que a finales de 2012 el 7,6% de empresas adopten estas tecnologías, actualmente lo hacen el 4,8%.

Valore este artículo si lo desea
[Total: 0 Average: 0]